martes, 13 de noviembre de 2007

Reportaje: Javier Pedersoli

Javier. ¿O debería decir Gonzalo?


Es argentino, pero vivió mucho tiempo en México —¡donde hasta fue dirigido por Alejandro González Iñárritu!—. Conozcan al actor que interpreta a Gonzalo, uno de los personajes más particulares de Recortadas.

¿Cómo llegás a la película?
Sebastián (De Caro) fue a ver una obra de teatro donde yo estaba. Bueno, me imagino que le debe haber gustado mi trabajo. Después hice el casting, y ahí el pensó que yo era el indicado para el personaje que estoy haciendo.

¿Qué podés contarnos de tu personaje?
Es un personaje muy lindo para hacer porque a mí como actor me permite jugar mucho. Por supuesto que es un personaje con el que me gustaría cruzarme (risas). Pero, bueno, probablemente uno conozca gente de esta talla y no sepa que tiene una vida tan oscura. Además, me parece que este personaje está muy bien delineado, muy claro, y Sebastián lo tiene muy justo. Me parece que hicimos una linda composición.

¿Sos fanático del género terror y suspenso?
No tanto. Tuve mi época de ver películas de terror, y debo aceptar que era bastante miedoso. Por ahí lo sigo siendo y no lo sé. Pero también yo era el que decía: “Ese va a morir”, y moría, y entonces uno no sufría tanto (risas). Igual, me he pegado sus buenos julepes. Últimamente vi la película La habitación del niño, de Álex de la Iglesia. Con esa me cagué bastante.

¿Qué podemos esperar de Recortadas?
Podemos esperar un gran viaje. Por lo menos, eso sentí cuando leí el guión. Será un gran viaje que uno hace con las protagonistas, que pasan por varias peripecias. Y, en el medio, personajes muy atípicos, con los que no te cruzás todos los días. Una película que no va a dejar ni un momento de que uno pierda el interés por ver lo que viene.